logotype

Ofertas

Gestión en línea de los reponedores en ruta.

Consiste en dotar a los operarios de un terminal de mano que se encargará de gestionar las operativas a llevar a cabo durante la asistencia a las máquinas. En este caso en concreto, el terminal enviará el parte de reposición a la empresa una vez se dé por finalizado.

Un servicio especializado, ubicado en el servidor de la empresa, se encargará de ir recepcionando los partes, de extraer los datos, de distribuirlos según su contenido, e ir lanzando y avanzando procesos, como por ejemplo, la preparación de las cargas (entre otros).

Mediante esta operativa, se pueden ir adelantando los procesos de almacén. Los trabajos de preparación de las cargas pueden concluir al mismo tiempo que lo hacen los reponedores, que al ir llegando con los vehículos, ya tendrán dispuesta la carga para el día siguiente.

Esta es solo una de las formas de gestionar la preparación de las cargas, hay otros métodos, dependerá de la estructura y de los medios disponibles.

  

Auditar las máquinas en cada visita.

Disponer de información es importante, cuanto mayor sea el volumen de datos que las máquinas le puedan proporcionar, mejor y más eficaz será la gestión de las mismas. Le ayudará a conocer los rendimientos, y a tomar decisiones ajustadas en tiempo.

Con el simple acto de conectar un dispositivo Bluetooth en el monedero o sistema de pago de la máquina, y disponer de un terminal de mano que recoja los datos, el reponedor podrá auditarlas de una forma muy simple y rápida. Estos datos serán transferidos al software de gestión, que se encargará de tratarla y dársela ya procesada para su análisis.

Control de la recaudación asistida.

Otro de los procesos que se llevan a cabo mediante el terminal de  mano de los operarios, es el identificar la bolsa de recaudación que se retira de las máquinas junto con el parte de trabajo o de reposición de la misma, de esta forma se eliminan los errores de interpretación  que tanto tiempo hacen perder en identificar la procedencia de las recaudaciones.

Un scanner situado en la máquina de contar, se encargará de identificar la bolsa sin necesidad de tener que intervenir, todo fluirá rápidamente y sin errores.

Trazabilidad – Almacén dinámico.

La recepción de los productos en almacén, se hace mediante un terminal de mano. Este terminal se encarga de identificar y extraer los datos que figuran en el código de barras con el que el proveedor ha identificado el pedido. Con estos datos básicos, el sistema crea una etiqueta identificativa con el lote y la fecha de caducidad para que se coloque en la posición del lineal que el almacén dinámico le reserva para este producto.

Las salidas de producto también estarán guiadas por el almacén dinámico, que sugiere en todo momento los artículos que deben salir primero y la ubicación en la que se encuentran. El picking y las salidas también se hacen mediante un terminal de mano, es la única forma con la que se puede garantizar la fiabilidad de la traza en los productos que hay en el almacén.

Gestión dinámica de los pedidos.

Este proceso se encarga de generar los pedidos a los proveedores automáticamente y de forma dinámica. Cada vez que se accede a este apartado, el sistema comprueba las necesidades por varios conceptos que va contrastando, rotación del producto, días de entrega de los proveedores, stock, cobertura, Etc, Etc.

Mediante este proceso se obtiene un nivel adecuado de los productos en almacén que se va corrigiendo automáticamente en función de las necesidades, evitando excesos y roturas de stock.

S.A.T. en remoto.

Pensado para un Servicio de Asistencia dinámico situado en la calle. Los avisos de avería o incidencias pueden llegar al sistema de distinta forma, una vez recepcionadas, es el sistema el que se encarga de distribuirlas a los técnicos por diferentes conceptos, que han sido previamente preconcebidos y pautados. Los avisos se le van notificando por GPRS a los terminales de mano de los técnicos con todo el detalle que requieran, del cliente, de la máquina, reincidencias, Etc. Al dar por cerrada la avería, es comunicada al sistema para que la de por finalizada, e inicie los procesos pautados, comunicaciones a los clientes, Etc.

Es un proceso altamente automatizado, contempla almacén propio, pedidos, facturación, y definiciones varias como averías y mantenimientos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que está aceptando nuestra política de cookies. Más información

Pulse ESC para salir
top